Comprar ahora

novedades

Una boda en la playa: tu oportunidad para brillar

Es muy probable que Cupido, caprichoso como es, haya derretido el corazón de una pareja y tú hayas sido invitado este verano a su boda en la playa.

Puede que sea en Ibiza, o puede que sea en cualquier otro punto maravilloso de nuestro litoral. Sea donde sea, es una fantástica noticia porque es la ocasión perfecta para seducir con un look estudiado y fabuloso.

El dress code para un enlace en la playa acostumbra a ser más relajado. Pero, aunque estemos hablando de un evento playero, ni chicos ni chicas tenemos que renunciar a un outfit chic. Debes tener en cuenta el vestido, el calzado, los accesorios, el peinado y el maquillaje. Pero también algo que se pasa por alto y que afecta a todo lo anterior: el clima. Estar cerca del mar significa calor, humedad y viento.

Por eso, vestidos, camisas y pantalones deben ser de tejidos muy transpirables como el lino o el algodón. Si el código de vestimenta no obliga a ir de blanco, por respeto a los novios, los asistentes deben evitar este color y optar por colores pastel o que se mimeticen con el ambiente, como el coral, el turquesa, o los verdes aguamarina.

En cuanto al calzado es obvio que dejaremos en casa los tacones de escándalo. Hundirse en la arena a cada paso es una incomodidad que nos puede llegar a amargar el día. Mocasines para ellos y sandalias planas para ellas. Siempre que no moleste a los novios o al resto de invitados, en muchas bodas playeras se permite quitarse los zapatos e ir descalzo.

Una boda en la playa es también una excelente ocasión para lucir tus mejores accesorios. Las gafas de sol son indispensables para chicos y chicas. Los sombreros tipo Fedora de paja hacen que los chicos estéis realmente sexy. Y las chicas podéis añadir una dosis extra de sofisticación con una pamela. El toque final lo pueden aportar collares king size (¡chicos, podéis atreveros!) y tus mejores brazaletes en los brazos.

Huiremos del negro y los ahumados en el maquillaje. Ligero, en tonos anaranjados y tostados, y que seque el exceso de humedad del sudor. Que proyecte toda la luz del entorno y que nos haga brillar como las partículas minerales centelleantes de la arena de la playa.

Nuestros mejores aliados para mantener el peinado (al menos durante un ratito en la ceremonia) van a ser los geles de fijación, la laca y los recogidos apretados de la melena. Una diadema de flores, que es el tocado de moda, también puede ser una buena opción. Pero en los lugares de costa muy ventosos, incluso estos trucos pueden fallar, así que un acierto, de entrada, es diseñar un peinado lo menos complicado posible y aceptar con naturalidad que tu pelazo sea movido por rachas de viento constantes.

Para acabar, imprescindible: no olvidéis llevar bolsos pequeñitos donde dejaréis espacio para vuestra Pacha Ibiza 24/7, que aportará el toque final de frescura, diversión y energía a vuestro look playero triunfador.