Comprar ahora

novedades

Destinos que harán que tus Navidades sean inolvidables

¿Te gusta la Navidad o más bien eres un poco Grinch? Sea como sea, te proponemos algunos planes para que pases unas fiestas diferentes que harán que, aunque no seas muy fan de esta época del año, la disfrutes como el/la que más.

Tenemos costumbre de pasar las fiestas navideñas en casa, comiendo lo mismo cada año y haciendo también las mismas cosas. Puede ser que el simple hecho de estar con los tuyos haga de disfrutes de estos encuentros, pero puedes darle un aire diferente y hacer que las fiestas sean inolvidables si tú y los tuyos os decidís a pasarlas fuera.

Montañas nevadas

No hace falta que os marchéis todas las vacaciones de Navidad, pero podéis aprovechar esas fechas especiales para hacer algún viaje memorable. Aquí nuestras ideas:

Una Navidad, Navidad

¿Por qué no hacer una escapada a alguna capital europea? Ciudades como Praga o Viena son destinos alucinantes para visitar durante las fiestas. Además de tener un clima muy acorde con esta época del año, estos lugares cuentan con mercados navideños preciosos y callejuelas que se vuelven casi mágicas en Navidad.

También existe la posibilidad de hacer un viaje a Nueva York para fiestas y fin de año, que puede ser increíble. En la ciudad que nunca duerme podrás encontrar la combinación perfecta entre encanto y fiesta. Este plan requiere más tiempo y, claro está, más dinero, y aunque es probable que esto haga que sea más bien difícil para la mayoría, aquí lo dejamos como sugerencia.

¡Ah! Y por supuesto, todas estas ciudades son perfectas para hacer fotos y compartirlas en redes cual influencer.

Navidad en la montaña

Si lo que te apetece es aprovechar las fiestas para desconectar de todo, lo mejor es ir unos días a la montaña. Y es que, aunque seas un/a urbanita empedernid@, hay que reconocer que no hay nada como unos días en un pueblecito de montaña para olvidarte de todo, relajarte y bajar el ritmo; aunque esto de bajar el ritmo es opcional.

Chicas en un telesilla

Esta opción es perfecta si te gusta esquiar, porque puedes buscar un lugar con pistas cerca y aprovechar la ocasión para disfrutar de la temporada de nieve. Al fin y al cabo, qué mejor que hacer algo de deporte para ayudar a bajar las comilonas navideñas.

Y si lo de subirte a los esquís no es lo tuyo, puedes quedarte disfrutando de un libro y un chocolate caliente delante de una chimenea (y de paso sentirte como en una peli navideña).

En busca del verano eterno

¿Qué pasa si el frío no es lo tuyo? Pues entonces te recomendamos que persigas el verano (o como mínimo la primavera) viajando hacía el sur.

Puedes ir a Cádiz, Málaga, o incluso ir a las Islas Canarias. No hará tanto calor como para bañarte en el mar – no te ilusiones demasiado -, pero aun así podrás disfrutar de temperaturas bastante más agradables y viajarás más liger@ de equipaje, que siempre ayuda. Puede que te resulte un poco raro comer las uvas sin abrigo, pero es precisamente esto lo que hace que sea especial.

Este plan incluye poder disfrutar de días de terraceo, puestas de sol en la playa, fiesta y flirteo con surfistas, que hacen más caso del viento que del calendario y seguramente no les importa demasiado que sea Navidad.

Fiesta para fiestas

Una muy buena opción es tomarte las fiestas en plan literal y aprovechar las vacaciones para ir a Ibiza a celebrar el fin de año de una forma diferente. Y como a nosotros esto nos parece un planazo, te lo vamos a poner muy fácil.

Concurso año nuevo Ibiza

Inscríbete en este concurso antes del 20 de diciembre y podrás llevarte un premio alucinante: vuelos, hotel y entradas para Pacha Ibiza para dos personas para celebrar la Nochevieja por todo lo alto.